Make your own free website on Tripod.com

 

Elementos de Historia del pueblo mapuche.

 

 

En la Historia de Chile, escrita por M. César Famin, 1839, Edit. Barcelona, encontramos:

Límites del Territorio Araucano:

“La parte baja de Chile, o Chile propiamente dicho, forma dos divisiones: la primera, que se estiende al norte, desde Perú hasta el río Bío-Bío, es el Chile español; la segunda, que emplieza en el Bío-Bío, hacia los 36 grados 49’ de latitud, y se estiende hasta el archipiélago de Chiloé, hacia los 41 grados, es el Chile indio o la parte independiente”.

 

Gobierno:

“El gobierno de los Araucanos es una aristocracia militar. Los empleos son hereditarios, de varon en varon, pero por elección, y no por orden de primogenitura. El país está dividido en tetrarquías, llamadas “Uthal-mapus”, gobernadas por toquis o caciques.

Estas tetrarquías son las siguientes:

1a , el país del mar, Langueu-mapu;

2a, el país de la llanura, Lelbun-mapu;

3a, la baja cordillera, Mapire-mapu;

4a, la Cordillera, Pire-mapu.

 

Estos gobiernos son otras tantas zonas paralelas con el mar de una parte, y con la Cordillera de la otra, y casi iguales entre sí. Cada una de ellas abraza cinco provincias o “allaregües”, y cada provincia nueve distritos o “regües”. El gobierno del mar comprende las provincias de Arauco, de Tucapel, de Illicura, de Boroa y de Nag-Tolten; el de la llanura, Angol, Puren, Repocura, Maquegua y Mariquina; el de la baja cordillera, Marven, Colgué, Ciacaico, Queceregua, y Guanagua; y por último el gobierno de la Cordillera comprende todas las tribus de montañeses que pertenecen a la familia chilena. Los cuatro toquis de la Araucanía son independientes el uno del otro, aunque están confederados entre sí. Los gobernadores de las cinco provincias de una tetrarquía toman el título de “apoulmenas”, y los jefes de los distritos el de “ulmenas”.

Los diferentes funcionarios de una tetrarquía forman el consejo simple o “yog”, encargado de cuidar de los negocios civiles o militares que pertenecen solo a la provincia. La asamblea, compuesta de los funcionarios de todas las tetrarquias, constituye el gran consejo llamado “ciucaco” o “butaco-yog”. En él, se tratan los negocios que pertenecen a la confederación, como los tratados de paz, las alianzas, las declaraciones de guerra, etc.”

 

 

Así se gestó la invasión y usurpación:

 

          Famin el historiador, nos relata:

Diego de Almagro, teniente de un príncipe a quien el sucesor de San Pedro, el Vicario de Jesucristo, había otorgado todos los países descubiertos y por descubrir en el nuevo mundo, tomó posesión de este nuevo país, recitando la fórmula de estilo que el Papa (1) había mandado redactar por una comisión especial compuesta de teólogos y jurisconsultos. Cubierto con sus armas y revestido con las insignias de su dignidad (2), rodeado de sus subalternos, y de los principales caciques que habían venido a prestarle homenaje (3), sacó su espada, cogió algunos puñados de tierra, y dirigiéndose a los Indios, exclamó con fuerte voz: “Yo, Diego de Almagro,  servidor del muy alto y muy poderoso emperador Carlos Quinto, rey de Castilla y de León, su adelantado y embajador, os notifico y os declaro, que Dios nuestro Señor, que es uno y eterno, creó el cielo y la tierra, así como un hombre y una mujer, de quienes descendemos vosotros y nosotros y todos los hombres que existieron y existirán sobre la tierra”. Entonces el adelantado explicó a los Indios cómo las generaciones sucesivas durante más de cinco mil años, se diseminaron por las diferentes partes del globo, y se dividieron en muchos reinos y provincias, puesto que un solo país no podía contenerlos, ni proporcionarles los alimentos necesarios a su existencia; y que Dios confió el cuidado de todos sus pueblos a un hombre llamado Pedro, a quién hizo señor y jefe del género humano, para que le obedeciesen todos los hombres, sea cual fuere el lugar donde hubiesen nacido, o la religión en que se les hubiese educado (4). Este hombre y sus sucesores han sido llamados Papas, cuya palabra significa admirable, grande, padre, y tutor. Uno de estos pontífices, como a señor del mundo, ha concedido la tierra firme e islas del Océano a los reyes de Castilla y a sus descendientes, y en consecuencia les manda el adelantado que se reconozcan súbditos y vasallos de aquellos soberanos, y consientan en que los misioneros les prediquen la fe (5). “Entonces, dice él, su Majestad, y yo en su nombre, os recibiremos con amor y bondad; os dejaremos al mismo tiempo exentos de la esclavitud, juntamente con vuestras mujeres e hijos, podréis disfrutar de la propiedad de todos vuestros bienes, como los habitantes de las islas, y su Majestad os concederá además muchos privilegios, exenciones y recompensas (6). Mas si rehusáis o diferís maliciosamente el cumplimiento de mis mandatos, al momento, con el auxilio divino, entraré a la fuerza en vuestra patria; os haré la guerra más cruel, os someteré al yugo de la obediencia de la Iglesia (7) y del Rey; arrancaré a vuestras mujeres e hijos del seno de vuestras familias para reducirlos a la esclavitud y ponerlos a disposición de su Majestad; secuestraré vuestras propiedades, y os haré todo el mal que pueda, como a súbditos rebeldes, que no quieren someterse a su legítimo soberano (8). Ante todo protesto que de ningún modo podrán imputarse ni a su Majestad, ni a mí, ni a otro alguno de los que sirven bajo mis órdenes, la sangre que se derramare, ni las desgracias que se sucedieren, sino únicamente a vuestra inobediencia (9): Y por esta causa, habiéndoos hecho esta declaración y requisición, ruego al notario aquí presente, me entregue una certificación en la forma requerida (10)”.

  

En resumen, todo lo relatado es verdad y se puede corroborar por medio de la investigación histórica. Pasaron más de 300 años y los españoles, con la ayuda de Dios, no pudieron someter a la Araucanía. Sólo los misioneros, con un tesón enorme,  lograron permeabilizar nuestras comunidades. Sin embargo, es mi opinión de que el aporte moral  de la iglesia ha sido destructor, por cuanto la religión católica es un llamado a la aceptación del dolor, la fatalidad y la resignación (el cristo crucificado... hay que colocar la otra mejilla... ser mansos y humildes de corazón..., etc.), ideas que se oponen a una moral de amor a la libertad, de honor, de dignidad y de una relación sincera de respeto con la divinidad, como de hijo a padre. Hoy día,  la acción de “ablandamiento” del pueblo mapuche por parte de la Iglesia, en todos estos años sólo ha tenido efecto en una parte pequeña de nuestro pueblo (quizás la parte más pobre e ignorante...). Somos un pueblo digno que se pone de pie y levanta su frente para pedir y hablar directamente con Dios (Ngenechen), sin humillarse ni flagelarse, ni tener intermediarios de ningún tipo.

     

Una última reflexión para todo el pueblo mapuche: “Piensen en esto. Nuestra religión mapuche se terminará cuando los misioneros logren clavar una cruz en nuestro rewe y nuestro machi ya no quiera tocar el kultrun porque los vecinos se sentirían molestos...”

 

Notas:  (Son de mi cosecha...)        

                    

(1)               El Papa  es Alejandro VI.

(2)             En ese tiempo, los usurpadores eran “dignos”.

(3)             Los caciques fueron a ver de qué se trataba. No a rendirle homenaje.

(4)             Quién pudo, puede o podrá creer semejante mentira.

(5)             Las patitas de Diego... Y sin embargo, los misioneros se incrustaron en la Araucanía, hasta hoy día.

(6)             Qué amorosos y bondadosos son los ladrones y usurpadores... Lo que no entendían los mapuches es cómo no podrían seguir disfrutando de los bienes que cada uno tenía, si ellos estaban antes de que los invasores llegaran.

(7)             Qué bien definen la acción de la Iglesia católica en el nuevo continente.

(8)             De qué legitimidad me hablan..... Ladrones...

(9)             Con esta declaración nos queda claro que Pilatos era una alpargata vieja... Duro te es dar coses contra el aguijón...

(10)          Adivinen de dónde y de qué lado era el Notario....

Nombres de algunos de nuestros héroes (para recordarlos).

  

Aillavilu.-         Toqui. Luchó y murió durante el ataque a la ciudad de Concepción.

Caupolicán.-      Toqui. Con sus tropas dio muerte a Valdivia.

Lautaro.-

Galbarino.-

Tucapel.-

Ongolo.

Lincoyao.

 Mariantu .

Antigüenu.

Janequeo. (mujer de Quipotan).

Paillaeco.

Cadeguala.

Paillamachu.

Huenecura.

Licopichion

Curiñancu.

Coligura.

mailto:emillaleo@tutopia.com

 

Siguiente                                                          Volver